Urgen Acción Por La Niñez

2014/08/21

Más de la mitad de los niños menores de 5 años en Puerto Rico viven en ambientes de violencia, pobreza y desigualdad. Solo una cuarta parte de los niños de 0 a 4 años de vida reciben servicios educativos, uno de cada diez niños no pasan el primer grado y para cuando los menores llegan a tercer grado, solo cuatro de cada seis leen al nivel adecuado.

Cual si fuera una bola de nieve que crece a lo largo de su camino, los problemas y las carencias que afectan a los niños desde su nacimiento empeoran a lo largo de su vida si no se toman medidas para corregirlos, reconoció la secretaria del Departamento de la Familia, Idalia Colón.

Ante esto, representantes del gobierno, la academia y de organizaciones sin fines de lucro se dieron cita anoche en el conversatorio Inversión en la niñez temprana: Un imperativo social, auspiciado por la Junta Editorial de El Nuevo Día, para discutir las posibles iniciativas que se pueden desarrollar en beneficio de este sector de la población.

La inversión para ofrecer servicios a la niñez durante los primeros cinco años de vida, lo que se conoce como niñez temprana, es crucial para el desarrollo de un sociedad más saludable y para empezar a solucionar varios de los problemas sociales que aquejan al país, sostuvo María Fernanda Levis, representante nacional del Foro Mundial sobre Cuidado y Educación de la Niñez Temprana.

“El retorno de la inversión hecha en servicios para niños de 0 a 3 años es de siete veces por cada dólar. Cuando el niño tiene 4 años, el retorno de inversión baja un poco y es de $3 por cada dólar. Ya cuando el niño llega a la escuela, que es donde se hace la mayor parte de la inversión, es de uno a uno”, señaló Levis, citando estudios económicos realizados en Estados Unidos y en países de África.

En Puerto Rico existen fondos disponibles para atender a los niños más pequeños provenientes de familias de escasos recursos, pero los servicios y la información disponible sobre esta población están fragmentados y están a cargo de varias agencias a la vez, señaló Andrés Vega, de la Fundación Agenda Ciudadana. No obstante, los servicios gubernamentales son nulos cuando se refiere a las familias de clase media o alta, añadió el estudiante de la Universidad de Puerto Rico.

Ante esto, los fondos disponibles no son suficientes y es un reto obtener inversión privada u obtener financiamiento federal ya que en muchas ocasiones solo el gobierno tiene acceso a él, indicó Levis.

“Cuando nace un niño, su cerebro está formado en un 25%. Cuando va a la escuela, ya está formado en un 90%. En esa ventana tenemos la gran oportunidad de influenciar y lograr que ese niño logre desarrollar toda su capacidad”, destacó la profesora de trabajo social de la Universidad Interamericana, Carmen Nazario.

El panel coincidió en señalar que brindar servicios a los más pequeños de una sociedad ayuda a prevenir problemas educativos en el futuro, así como reducir la criminalidad.

Por Keila López Alicea / El Nuevo Día

Categorias: Prensa
Tags: , , , , ,